Yo tengo un sueño

Hoy se cumple un aniversario más del mítico discurso pronunciado por una de las grandes personalidades contemporaneas no sólo de la historia de los Estados Unidos, sino del mundo entero, me refiero sin duda a Marthin Luther King y a su discurso “I have a dream”.

Martin Luther King, "I have a dream"

El miércoles 28 de agosto de 1963 fue el día que Luther King se dirigió a más de 200 mil personas congregadas en la escalinata del monumento a Lincoln, convocadas por la marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad, que llegaron desde diversos puntos del país y quienes exigían igualdad de oportunidades y derechos civiles entre negros y blancos.

Marcha sobre Washington en el Monumento a Lincoln.

Además de ser una obra maestra en el sentido retórico, el valor del discurso va más allá por el peso social y moral que este contenía, pues hace patente la enorme diferencia existente entre los derechos (que en este caso eran prerrogativas) de los habitantes blancos sobre los negros, y sobre los que Luther King enlista de manera más que coherente:

No podemos estar satisfechos mientras las personas negras sean víctimas de los indecibles horrores de la brutalidad de la policía. No podemos estar satisfechos mientras nuestros cuerpos, cargados con la fatiga del viaje, no puedan conseguir alojamiento en los moteles de las autopistas ni en los hoteles de las ciudades. No podemos estar satisfechos mientras la movilidad básica de las personas negras sea de un ghetto más pequeño a otro más amplio. No podemos estar satisfechos mientras nuestros hijos sean despojados de su personalidad y privados de su dignidad por letreros que digan “sólo para blancos”. No podemos estar satisfechos mientras una persona negra en Mississippi no pueda votar y una persona negra en Nueva York crea que no tiene nada por qué votar. No, no, no estamos satisfechos y no estaremos satisfechos hasta que la justicia corra como las aguas y la rectitud como un impetuoso torrente.

Pero más allá de la simple denuncia y la exigencia por un cambio en las condiciones imperantes entonces, Luther King toca un punto muy importante —esencial, diría yo—, para que este movimiento (que llevaba ya varios años) diera los resultados que se esperaban. Dicho punto es el llamado a realizar este importante cambio con completa y absoluta paz, sin caer en provocaciones, ni hacer uso de la fuerza. El propio orador lo delinea de la siguiente manera:

Pero hay algo que debo decir a mi pueblo, que está en el caluroso umbral que lleva al interior del palacio de justicia. En el proceso de conseguir nuestro legítimo lugar, no debemos ser culpables de acciones equivocadas. No busquemos saciar nuestra sed de libertad bebiendo de la copa del encarnizamiento y del odio.  Debemos conducir siempre nuestra lucha en el elevado nivel de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra fecunda protesta degenere en violencia física. Una y otra vez debemos ascender a las majestuosas alturas donde se hace frente a la fuerza física con la fuerza espiritual. La maravillosa nueva militancia que ha envuelto a la comunidad negra no debe llevarnos a desconfiar de todas las personas blancas, ya que muchos de nuestros hermanos blancos, como su presencia hoy aquí evidencia, han llegado a ser conscientes de que su destino está atado a nuestro destino. Han llegado a darse cuenta de que su libertad está inextricablemente unida a nuestra libertad. No podemos caminar solos.

Desafortunadamente, Luther King habría de sucumbir víctima de la misma violencia contra la que se pronunció, pues fue asesinado cinco años más tarde, en Memphis, Tennessee el 4 de abril de 1968.

Sirva esta breve entrada para recordar no sólo tan emblemático personaje y su discurso, sino a todos aquellos luchadores por la libertad y la igualdad, cuestiones que hoy permanecen vigentes y que reclaman una solución satisfactoria.

Recursos: Discurso original en inglés; discurso traducido al español.

Audio del discurso en inglés

Video en YouTube del discurso:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s