Historia y videojuegos: ¿la combinación perfecta? El caso de Assassin´s Creed

Por largos años los videojuegos han sido considerados como uno de los grandes vicios de las sociedades modernas. Sus detractores afirman que se pierde el tiempo, se gasta dinero, distrae de actividades “realmente útiles”, promueven actitudes hostiles y limitan la capacidad interactiva del niño (porque los niños son los únicos que juegan videojuegos, se argumenta).

Sin embargo, no parece que ninguna de las acusaciones anteriores pueda sostenerse por su propio peso. Los niños videojugadores de ayer, son los adultos videojuegadores de hoy, y la sociedad no se ha desmoronado por culpa de los citados y divertidos artilugios tecnológicos del video-entretenimiento. Si bien es cierto que el exceso en el uso de los videojuegos puede traer resultados negativos, esto no se limita a tal actividad, pues cualquier hábito llevado al extremo termina en vicio, con sus funestos resultados.

De igual manera, la industria del entretenimiento electrónico ha crecido en importancia de tal manera, que se se considera ya estar a la par de la industria cinematográfica, obteniendo dividendos igual de jugosos. En parte esto se debe a la progresiva creación de equipos que dividen su trabajo para crear una verdadera obra artística: guionistas, dibujantes, camarógrafos, artistas gráficos, recursos humanos, expertos en programación y un largo etcétera. De igual manera, la tecnología ha hecho posible la adaptación de obras literarias y cinematográficas, dando la posibilidad al videojugador de sumergirse en la trama de sus películas, libros e historietas favoritas.

Es en este sentido que entra la cuestión histórica y un conocido videojuego llamado Assassin’s Creed, el cual es una obra de ficción histórica con, hasta el momento, tres juegos en su haber (Assassin’s Creed; Assassin’s Creed 2 y Assassin’s Creed Brotherhood, estando por salir Assassin’s Creed Revelations). Este juego —que podría compararse a una novela histórica por la ficción en la trama, pero por la veracidad de su contexto—, divide su temporalidad en dos fases: la primera se lleva a cabo en 1191 en Asia menor, es decir, durante la tercera cruzada (Assassin’s Creed), mientras que la segunda parte se desarrolla en la Italia renacentista (Assassin’s Creed 2, Brotherhood y Revelations).

En ambos casos, los desarrolladores del juego basaron la realización del mismo en bases históricas. El diseño de las ciudades, los idiomas hablados (árabe, francés, inglés y español que, a excepción del último, eran los más hablados durante esa época debido a la ocupación europea), el vestuario, los edificios, los sucesos históricos a que se refieren los heraldos, así como a las disposiciones que los diferentes gobiernos han tomado y deben de ser dados a conocer, etc. Por ejemplo, en el primer Assassin´s Creed, que se desarrolla en el medio oriente durante la tercera cruzada, el protagonista de la historia puede caminar por las calles de ciudades tales como Acre, Jerusalén y Damasco, cada una con características específicas. Por ejemplo, Acre muestra signos de devastación (cadáveres, estructuras humeantes, edificios colapsados y una fuerte presencia de los cruzados) debidos al asedio de Ricardo Corazón de León, así como estructuras portuarias, por ser una ciudad marítima. Jerusalén y Damasco, por otro lado, muestran una arquitectura rica en decorados árabes en las que sobresalen diversos monumentos que pudieron observarse en aquella época, así como otros que sobreviven hoy día (para más información sobre hechos históricos aparecidos en el juego, haz click aquí).

A continuación, pueden observarse algunas imágenes correspondientes a diversas localidades del juego. En la primera imagen (superior izquierda) se muestra la ciudad de Jerusalén. En la superior derecha, la ciudad portuaria de Acre, misma que se muestra en las dos de abajo, enfocando la visión a ras de suelo.

 Acre

 

Un par de videos de esta primera entrega de Assassin’s Creed:

Assassin’s Creed Trailer
Assassin’s Creed Trailer 2

En la parte correspondiente a la Italia renacentista (en las que se ambientan el resto de los títulos de esta saga: Assassin’s Creed 2, Assassin’s Creed Brotherhood y el aún por estrenarse Assassin’s Creed Revelations), puede decirse que el trabajo con relación al contexto histórico mejoró sustancialmente. Así nos lo hace saber Keith Stuart en su blog, al mencionar que:

El equipo de diseño hizo extenuantes trabajos de campo de cada locación [Florencia, Venecia, San Gimignano, la Romaña, etc.] con artistas tomando miles de fotos y filmando horas de video. Mientras investigaba sobre Florencia para Assassin’s Creed 2, el co-escritor Corey May estudió la historia contemporanea de la ciudad [los libros sexto, séptimo y octavo de la Historia de Florencia escrita por Maquiavelo pueden descargarse en español y en PDF aquí], y consultó una serie de historiadores. En una publicación en su blog, escribió que “el Corredor Vasariano no está en nuestro juego. Tampoco el palacio Uffizi. Aún no se habían construido. La fachada de la iglesia y la torre del reloj de la plaza de San Marcos no lucían tal como lucen hoy. San Gimignano tenía más torres. Y así sucesivamente”.

Lo que puede apreciarse de lo anterior, es que si bien se hicieron enormes esfuerzos para tratar de construir las ciudades tal y como pudieron lucir en los años en que se desarrolla el juego, es también cierto que finalmente es un videojuego y que hubo ciertas incapacidades para hacer una recreación 100% fiel, así como ciertos problemas técnicos relativos a la tecnología actual, que evidentemente no sería capaz de traer a la vida diversas ciudades renacentistas hasta en sus más mínimos detalles.

En una entrevista hecha por Patrick Shaw a Patrice Desilets, director creativo de la franquicia, este nos dice, al ser interrogado acerca de la arquitectura italiana renacentista, lo siguiente:

Bueno, los sitios históricos en Assassin’s Creed 2 aún siguen ahí hoy, pero para todo lo demás tuvimos que crear edificios genéricos que pudiéramos usar como piezas de Lego. Combinamos estructuras de esta forma para hacer nuestros propios lugares importantes. Por ejemplo, la casa de los Auditore, la familia de Ezio [protagonista del juego], no es un lugar verdadero que puedas visitar en Florencia. Creamos calles y casas de esta manera. Las locaciones en Assassin’s Creed 2 son tan exactas como pudimos hacerlas —no son perfectamente exactas porque es un videojuego y existen ciertas limitantes técnicas con el hardware de la Xbox 360 y el PS3.

Incluso Marcello Simonetta, el historiador que ha escrito libros acerca de la historia italiana y que nos ayudó como guía en Italia, estaba sorprendido por la autenticidad del juego. Notó que habíamos hecho un trabajo increíble al hacer que Assassin’s Creed 2 se sintiera o rememorara a la Italia de entonces.

No sólo hay exactitud (limitada, como lo dice el mismo productor) en lo concerniente a los lugares y sitios históricos, sino que la vestimenta ha sido tremendamente cuidada. Detalles en los adornos de las armaduras y armas son más que llamativos. Las costuras pueden observarse en las prendas de cualquier “individuo” caminando en las calles virtuales de Florencia o Venecia.

Algo que también llamó mucho mi atención fue la cuestión de la pólvora, su uso como arma letal y el contexto que se le da en la historia del juego, pues su uso en la Europa de esos años era apenas conocido. Apenas en 1453 los bizantinos habían visto caer sus murallas ante la temible bombarda turca que marcó precisamente el fin de toda una edad histórica. Así, es muy interesante ver cómo el protagonista —auxiliado por la habilidad e inteligencia de un personaje histórico, Leonardo Da Vinci— usa una pequeña y rudimentaria arma de fuego.

Para ir concluyendo con este post, dejo cuatro fotos que ilustran algunas locaciones de AC2. En las dos primeras (superiores), y en la última, se puede observar Venecia, mientras que en la tercera es posible admirarse una noche en la Florencia renacentista, con el Palazzo Vecchio (Palacio Viejo) al fondo, donde también puede observarse la Basílica de Santa María del Fiore.

 

 

Así como otros dos videos en los que puede apreciarse algo de la trama y de la belleza gráfica de este videojuego:

Official E3 Trailer
Trailer de lanzamiento

Como historiador, sería tonto usar o recomendar el juego como un recurso científicamente fiable en cuanto a las vicisitudes políticas, sociales y militares de las épocas de las que se ha hablado en este post. Sin embargo, sí recomendaría esta obra de ficción como herramienta pedagógica para atraer a los estudiantes y hacerles ver, de primera mano, la forma en cómo habrían podido lucir algunas de las ciudades de las que tanto se hablan en los libros de texto. Tal vez sería buena idea no sustituir, pero si acompañar las aburridas líneas de los libros que narran la apariencia de los miembros de la orden del temple en Tierra Santa, o hacer ver a los párvulos —casi siempre refractarios a todo lo que sea historia— la magnitud y belleza de los monumentos de la Italia renacentista al poder hacerlos caminar por esas calles hace 500 años perdidas.

No es la saga de Assassin’s Creed la única que toma hechos y momentos históricos como contexto para su argumento. Existen muchos videojuegos más de los que pretendo ir hablando, y que exploran diversas facetas de la historia.


Sígueme en Twitter: @ignativss

Mi perfil en LinkedIn: http://j.mp/oMeRl0

Y en Academia.edu: http://unam.academia.edu/LuisSanchez



4 thoughts on “Historia y videojuegos: ¿la combinación perfecta? El caso de Assassin´s Creed

  1. Que tal, el trabajo que haces en este blog es notable y antes que otra cosa, me gustaría felicitarte por ello.

    En efecto, para la enseñanza de la historia hace ya varios años que existen recursos que parecerían insospechados, entre ellos los videojuegos de consola. Pero tampoco hay que olvidarse de los de computadora, en especial los de estrategia en tiempo real, cuyo exponente más existoso es Age of Empires, que en su propio ámbito sentó precedente.

    Me gustaría apuntar que sí es importante hacer uso de este tipo de recursos como herramienta pedagógica, para acercar a los alumnos al conocimiento histórico, pero también habrá que tener en cuenta que estos videojuegos (junto a otros generadores de discursos, como el cine principalmente, pero también en menor medida las revistas de divulgación histórica y los thrillers históricos) han construido por sí mismos imágenes de períodos o fenómenos en quien los consume. Han forjado una cultura histórica muy particular, ajena en varios aspectos a los discursos de la academia o de los planes de estudio. Respecto a esto último, una buena estrategia de enseñanza sería trabajar partiendo de esa cultura histórica que muchos hoy en día se forman desde la pubertad o antes, gracias a esos medios, sobre todo frente a productos tan elaborados como la saga de Assasin’s Creed.

    Claro que como bien apuntas, ello no debería sustituir nada. Sería como pedirle a un profesor de literatura que hablase de la Divina Comedia haciendo referencias reiteradas a Dante’s Inferno

    No queremos que pase esto: http://endlessorigami.com/?p=62…. aunque quién sabe.

    Saludos

    1. Qué tal Héctor, muchas gracias por tu comentario. Concuerdo contigo en lo que apuntas. Con respecto a Age of Empires, sin duda fue un juego que sentó precedentes y que me llevó (junto con otros amigos) a investigar y buscar más sobre la historia de las civilizaciones ahí presentes. Pretendo en un futuro hablar tanto de este juego como de sus sucesores en el campo de la estrategia en tiempo real, como la exitosa saga de los “Total War” (Roman, Medieval, Napoleon Total War), que recrean aspectos históricos hasta en sus más mínimos detalles, aunque claro, se les escapan varios detalles.
      De igual manera concuerdo con que el trabajo de la enseñanza histórica (gran talón de Aquiles de nuestra venerada Clío) debería de partir precisamente de eso que conocemos y que tenemos muchas veces por real —lo que queda ilustrado perfectamente por el link que compartes—, para ir haciendo a un lado los mitos de la historia e inculcar conocimientos científicamente confiables. Por eso más que satanizar a los videojuegos (como muchos hacen), habría que encaminar su uso y exprimir su potencial

      En fin, agradezco de nuevo tu comentario y espero leerte nuevamente.

  2. Buenas tardes, interesante articulo, Yo comencé la saga con el dos y me encantó, ahora estoy a la espera del 4.
    Por otro lado, soy estudiante de Historia y estoy en la etapa de la elaboración de mi tesis, la quiero hacer referente a los videojuegos como recursos pedagógicos y este articulo me alienta a seguir por este camino, me pregunto si tendría algo de biografía que pudiera compartirme para seguir indagando en este tema.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s