Corceles inmortales

A través de la historia se ha hecho hincapié en la importancia y relevancia del actuar de ciertos actores específicos, personajes sin los cuales probablemente la historia se habría escrito de manera muy distinta a como hoy la conocemos. La mayoría de estos personajes han llamada la atención por grandes hazañas principalmente de índole militar. Desde una batalla brillantemente ganada con menos recursos que sus enemigos y en posición desfavorable, hasta la conquista de enormes extensiones territoriales. De igual manera las extravagancias de muchos de estos hombres han dejado una huella indeleble en la memoria histórica de la humanidad.

Muchos de estos actores llevaron a cabo sus hazañas a caballo. Este animal fue de importancia capital en el acontecer histórico de numerosas naciones, tanto, que para algunas culturas fue fundamental para su supervivencia y desarrollo. De igual forma, para los grandes líderes históricos, el caballo fue, más que un instrumento, un compañero por el que guardaban una gran estima.

Ejemplos tenemos muchos: Bucéfalo, el equino del inmortal Alejandro Magno, y en cuyo honor el rey macedonio nombro “Bucefalia” a al menos una de las numerosas ciudades que fundó y conquistó. Otro corcel famoso fue el de Rodrigo Díaz de Vivar, mejor conocido como el Cid Campeador, cuyo nombre era el de Babieca. También en la literatura los equinos se han ganado su propio espacio, como Rocinante, de Don Quijote de la Mancha, obra escrita por Miguel de Cervantes Saavedra. Y, ¿cómo olvidar a Incitatus, el auriga preferido del emperador romano Calígula? Al que por cierto nombró cónsul, aunque eso no impidió al gobernante mandar a ejecutar al caballo cuando perdió una carrera.

Pero ¿en México no hubo corceles famosos? Debido a la rica historia de caudillos y conflictos con los que cuenta el país, uno no podría concebir la idea de que no hubiesen existido caballos preferidos por las figuras más importantes de las distintas épocas de nuestra nación. Afortunadamente un usuario de la red social Twitter (@Historia_México) se dio a la tarea de publicar algunos de los más famosos, que aquí enlisto:

Molinero, de Hernán Cortés:

 

Orispelo y Anteburro, del emperador Maximiliano:

 

Siete leguas, de Pancho Villa:

 

As de Oros, de Emiliano Zapata:

 

Águila, de Porfirio Díaz:

 

Destinado, de Francisco Ignacio Madero:

 

Arete, del general Humberto Mariles:

 

Para la estatua ecuestre de Carlos IV que hoy se ubica frente al Palacio de Minería de la ciudad de México, Manuel Tolsá tomó como modelo al caballo Tambor:

 

Finalmente, el general Bernardo Reyes (de quien tanto se ha hablado en este blog,) también tuvo un caballo preferido, llamado Lucero, pero del que no ha podido encontrarse una fotografía.


Para saber más:

Sigue la cuenta en Twitter de @Historia_México

Visita “Caballos famosos” y “Caballo.tv”.


Sígueme en Twitter y en Google+. Visita mis perfiles en LinkedIn y Academia.edu, o lee mi columna “Claroscuros” en Por un México Inteligente.



3 thoughts on “Corceles inmortales

  1. Muy bonita la nota sobre los caballos, aunque creo que valdría la pena ennriquecer el tema desde la historia de la cultura para no quedar en el mero anecdotario. Creo que va a sonar chusco, pero viéndola se me ocurre que en las próximas le dedicaré algún espacio en el mío a la montura eclesiástica por excelencia: la mula.

  2. La fotografía que pusieron de Fco i Madero y ese caballo bayo, esta equivocada, su caballo más famoso y que lo acompañara en la marcha de la lealtad llamado “DESTINADO”, era un lusitano-tordillo rodado ( blanco con manchas negras ) comprado en Portugal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s