Tejedismo y Maximato: La ideología de la posrevolución (1928-1932)

Coronel Adalberto Tejeda
Coronel Adalberto Tejeda

Nota: Este post es autoría del historiador Raúl Viveros Olivares, quien tiene entre sus temas de investigación las relaciones de poder, el discurso y sus efectos en la capital de la entidad veracruzana: Xalapa.

El Maximato representa para México una etapa de afianzamiento en el poder y reconfiguración política,  que trajo consigo el fortalecimiento de la figura presidencial,  la institucionalización del país, el fin del caudillismo, la cohesión de los cientos de partidos políticos menores locales y la aplicación de una serie de reformas al grado de plantear la permanencia de un grupo asignado para ejercer el poder, primero abanderado por el PNR y posteriormente  del grupo conocido como Los Cachorros de la Revolución; replanteando la instauración de un proyecto-nación bien definido, que partió de las bases sociales emuladas de la revolución mexicana.

 Cabe aclarar al lector, que el hecho de hablar de una reconfiguración política, no indica que se refiera a transformaciones sociales o económicas ya que en palabras de Medin (2003)  “no es un momento  histórico de reestructuraciones sociales o económicas, sino que gira fundamentalmente alrededor de intrigas políticas en las que se miden los principales integrantes de la oligarquía política dominante” (P.14). Este periodo representa el fin de las revueltas armadas y el nacimiento de una  estructura política bastante compleja basada en mecanismos de acción y coacción, así como de redes clientelares perpetuadas durante años que incluso son visibles en la actualidad.

En el caso de la posrevolucion se crearon no solo símbolos, sino una estructura compleja de pensamiento que intentaba permear el ideario colectivo en aras de lo popular, en este caso corresponde a la implantación de un nuevo régimen ideológico; un sistema de ideas que incluso tuvo su correspondencia con los utilizados por anarquistas y socialistas europeos.

El enfoque de Migdal (2011) permite observar que para el caso particular de la gobernatura de Adalberto Tejeda en  Veracruz, se intentó llevar a cabo una dominación integral, es decir que desde un escenario regional, Tejeda intentaba alcanzar la presidencia para implementar su normatividad, ideología y dominación a nivel nacional. Primeramente el dominio local, posteriormente la implantación de esa autoridad abarcando toda la sociedad. Al final su objetivo se vio truncado y solo alcanzo una dominación dispersa, es decir únicamente en su entidad federativa. Calles tuvo la visión durante su mandato y en el maximato de crear fuerzas políticas legítimas y autoritarias, que buscarían dominar a toda la sociedad mexicana, al parecer con éxito medio.

La ideología oficial
La ideología oficial

 Es evidente la relevancia de la ciudad de Xalapa por ser baluarte de los poderes del estado de Veracruz,  el cual jugó un papel relevante como apoyo  para la continuación de la política de Plutarco Elías Calles en el maximato. Lo anterior fue posible gracias a la segunda gestión en el gobierno del Coronel Adalberto Tejeda,  los componentes esenciales de su programa para Veracruz fueron: “el reparto de tierras, anticlericalismo, respeto a la estructura políticaindígena, reconocimiento de sus propias autoridades y defensa nacionalista frente a la avasalladora presencia norteamericana” (Falcón, García.1986:54). En algunos puntos es visible la concordia entre el ejecutivo nacional y el estatal, en otros el alejamiento político y la desavenencia, donde fue necesaria la intervención directa de los Secretarios de Estado, incluso del mismo Calles para lograr que se acatara la voluntad presidencial y no se llevara más allá el proyecto tejedista; un hibrido de corte socialista, apoyado por amplios sectores obreros y campesinos.

El Coronel Tejeda orquesto una compleja y amplia red clientelar en cuestión electoral, simplemente designaba a quien creía que era proclive a sus políticas sociales para ocupar escaños en la legislatura local, como jueces y magistrados, así como presidentes municipales, fuera por la vía de la legalidad como anular elecciones hasta por la vía armada por parte de sus irregulares tropas de asalto. Ante la oposiciónpolítica  se utilizó la violencia ya fuera de manera formal o informal, “durante las elecciones brindo todo género de ayuda oficial a sus favoritos. Una vez pasados los comicios y cuando ello le fue posible, simplemente desaforo a los diputados y a los miembros del ayuntamiento que no le eran leales sustituyendo a estos últimos por Juntas de Administración Civil que el mismo elegía” (Falcón, García.1986:193). El gobernador se excusaba argumentando que ideológicamente estos puestos podían caer en manos burguesas contraviniendo los proyectos de corte socialista que había encaminado.

  La alcaldía de Xalapa pasó ese  proceso de depuración política, este mecanismo ocurrió, al imponer hacia 1928 a uno de sus antiguos camaradas de armas, adicto a su autoridad en el poder municipal el general Agapito Barranco y en el Puerto de Veracruz a Tomas Pérez uno de sus leales seguidores.  

El aparato ideológico oficial se vio reflejado  a nivel local en  los cambios en las leyes y reglamentos, prohibiciones, moralidad, monumentos, fomento al deporte, símbolos patrios, exaltación de un nuevo panteón de héroes nacionales, fiestas cívicas, monumentos, homenajes, educación, salud, restricciones y permisos.

Políticamente el régimen de Calles combatió el poder de la iglesia, tratando de poner límites a su influencia en la vida del pueblo mexicano, la preponderancia de la misma en la vida cotidiana, intentó aumentar el poder del estado frente al de su antigua rival:

En cuanto al estado de Veracruz, el gobierno, cumpliendo la facultad constitucional del articulo 130 expidió en junio de 1931 la ley numero 197, reglamentando que el número máximo de ministros de cada uno de los cultos en este Estado, será de uno por cada cien mil habitantes, a lo que también se opuso el clero abandonando el territorio veracruzano (Melgarejo, 1960: 250).

En 1928, con la agitación de la guerra cristera, el gobierno de la republica encabezado por Plutarco Elías Calles prohibió la  película denominada Funerales de los Sres.  Arzobispos Mora y Del Rio, Obispo Valdespino la cual constaba de 2 partes y fue tomada el mismo año en San Antonio Texas, EUA. Se giraron oficios a los gobernadores para que por medio de sus secretarios de gobierno dieran parte a los municipios sobre la orden del gobierno federal, recomendando cumplir puntualmente la disposición de la secretaría de gobernación, respecto de la película cinematográfica ya mencionada.

La lógica  anticlerical del gobierno tejedista es innegable, no solo se persiguieron a ministros del culto y personas afines a estos, sino que se intentó mediante la implementación de leyes y decretos a nivel estatal prueba de ello es que  el General Agapito Barranco, presidente de la H. Junta de Administración Civil en Xalapa, en oficio del 10 de Abril de 1929, solicitó  del Coronel Adalberto Tejeda,  le fuera cedida la Catedral de la capital del estado,  para ser ocupada como biblioteca pública  para instrucción de los campesinos y obreros.

  En su discurso denota el anticlericalismo propio del régimen que “propendía a establecer en México una fuerza política nacional, un gobierno casi omnipotente”  (Valadés, 1985:120). Estados como Veracruz con Tejeda y Tabasco con Garrido Canabal, fueron ejemplos del radical apego al irreligioso gobierno de Calles, donde ni siquiera al término de su mandato, se conciliarían creyentes y adeptos al régimen.

Bajo esta lógica no es de extrañarse, la principal argumentación del General Barranco en justificar la ocupación del inmueble para abrir una biblioteca:

 El clero es el enemigo más encarnizado de nuestras Instituciones, porque es una verdad que está en la conciencia de toda persona sensata, imparcial y medianamente conocedora de nuestra historia. Los muchos clérigos que últimamente ha soportado nuestro suelo no se han preocupado en lo más mínimo por el mejoramiento espiritual y económico de nuestro pueblo; han prostituido escandalosamente su ministerio, han procurado enriquecerse y arrebatar como mercaderes vergonzantes cuanto oro han hallado a su paso., han buscado frenéticos los bienes materiales, dando a nuestros ciudadanos mal ejemplo de virtud , y aliados con hacendados , con comerciantes, con banqueros  y con los ricos han sido el más fuerte baluarte de los explotadores de la inmensa mayoría de nuestro pueblo  y particularmente del campesino al que con desprecio llaman indio (AHMX. Fondo documental: Secretaría, 1929. Paquete 25, legajo 83, expediente 578, foja: 2).

 El gobierno promovió los sindicatos y las organizaciones obreras dentro de ese populismo que lo caracterizaba; en el ayuntamiento de Xalapa se tiene documentada la existencia de  una partida presupuestal denominada como: de fomento a organizaciones obreras  denominada como “partida 19  del presupuesto vigente para 1929” (AHMX. Fondo documental: Secretaría, 1929. Paquete 22, legajo 70, expediente 497, foja: 3).. Dicha partida se destinaba a atender los asuntos relativos a los gastos  de apoyo a las diversas peticiones de los  grupos obreros de la ciudad.

Como un buen vigilante de las causas populares, el Estado concebía a la clase patronal como Burguesía de acuerdo a un lenguaje de corte marxista-leninista, en un particular caso, los empleados de Gobierno del Estado  de Veracruz, solicitan al Gobernador Adalberto Tejeda que el día del empleado sea decretado como obligatorio para todos los sectores, sean públicos o privados ya que :

Los Sres. Comerciantes tienen algunos prejuicios en nuestra contra, enteramente carentes de justicia, lo que haría quizás que se perjudicara el conglomerado que con el carácter de empleados prestan sus servicios a dichos comerciantes, por el solo hecho de que nosotros lanzaremos la iniciativa […] para que concedan el día a sus empleados para que puedan en nuestra unión disfrutar del día que nos está dedicado a dar mayor realce a los festejos  que se están organizando.  (AHMX. Fondo documental: Secretaría, 1931. Paquete 22, legajo 70, expediente 494, foja: 2).

En todos  los casos referentes a la comunicación oficial con las asociaciones obreras, se deja en claro el discurso propio de la ideología de corte popular, haciendo siempre mención  la causa del trabajo organizado y con el cierre del documento: Salud y Revolución social. El Gobierno del Estado y El H. Ayuntamiento de Xalapa en la gran mayoría de los casos prestaron toda  clase de facilidades a la cámara del trabajo, dictando los acuerdos necesarios para llevar a cabo sus eventos conmemorativos.

En materia de prohibiciones y restricciones desde el año 1928 hasta 1931, se penalizó en Xalapa la distribución, comercialización, consumo y transporte de bebidas alcohólicas; para los efectos relativos al artículo 835 del código penal y demás relativos se declararon prohibidos en el estado los juegos de “albures, bacarat, siete, media, treinta y una, pocker (Sic.), ruleta, dados (con excepción del juego llamado del cubilete), siempre que no se crucen apuestas, y en general todos aquellos donde se crucen apuestas” (AHMX. Fondo documental: Secretaría, 1931. Paquete 21, legajo 79, expediente 477, foja: 1). Además se prohíbe terminantemente por parte del Gobierno del Estado las peleas de gallos y las apuestas en las mismas, así como jugar lotería de cartones donde intervenga el dinero, de rifas sin la autorización de la municipalidad, de igual manera las kermeses y todo convivio de gran número de asistentes, los juegos de baseball, manifestaciones, eventos, entre otros. Para las cuestiones teatrales se emitió el 18 de septiembre de 1928 el reglamento de cines y teatros, que establece las condiciones higiénicas, de seguridad y comodidad para todos los establecimientos de espectáculos en la ciudad, también se incluye en dicho reglamento el apartado de los concurrentes donde se dictamina la conducta correcta y la educación que deberán guardar las personas dentro de la función. Los espectáculos a presentarse deben apegarse a la moral y al decoro, de igual forma al respeto de la autoridad y el gobierno de la republica.

En Noviembre 1928 por orden presidencial se negó la entrada al país a la compañía norteamericana  “Ink-Well Studios” y a todos sus productos por haber editado la película “Lines and Races “que fue considerada por la Secretaría de Gobierno como denigrante para México y demás países de América Latina.

En conclusión las prohibiciones y restricciones tanto del gobierno federal como del estatal, no fueron vistas con buenos ojos, socialmente tuvieron poco o nulo impacto, pues la población buscó las formas de burlar los reglamentos y continuar con su vida cotidiana, sus vicios y diversiones de la misma manera como venían haciéndolo desde hace años. Cabe la aclaración que la cuestión ideológica si tuvo el arraigo esperado, las organizaciones de obreros, campesinos y trabajadores continuaron siendo la base del populismo priista por 70 años más y en la actualidad es aún visible la estrecha relación entre partido y líderes sindicales para perpetuar la tenencia del poder.

 Bibliografía:

 Archivo Histórico Municipal de Xalapa (AHMX). Fondo documental: Secretaría, 1928-1931.

 Falcón Romana, García Soledad. (1986)  La semilla en el surco, Adalberto Tejeda y el radicalismo en Veracruz 1883 1960. Colegio de México. 411 págs.

Medin, Tzvi (2003) El minimato presidencial 1928-1935. Editorial Era. Primera edición 1982. México D.F. 171 págs.

 Melgarejo, Vivanco, José. (1960) Breve Historia de Veracruz. Gobierno del Estado de Veracruz. Primera edición, 168 páginas.

Migdal, Joel.  Estados débiles, estados fuertes, FCE,  México D.F.  2009. 215 págs.

Valadés,  C. José (1985) Historia General de la Revolución Mexicana. Tomo 5: Crisis Revolucionaria. SEP, CONAFE, Ediciones Guernica. México D.F. 326 págs.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s